TU CASA CASTELLANA

Hoy nos acercamos a la localidad madrileña de San Martín de Valdeiglesias. Dsc_0005En esta ocasión visitamos un lugar que podemos disfrutar todos, ya que se trata de un hotelito rural, diríamos de esos que ahora denominan “con encanto”, pero que en esta ocasión esa definición se quedaría corta, y decimos corta porque ese sello de distinción a veces se da a la ligera y este lugar sí reúne una serie de características difíciles de conseguir: silencio, calidez, sabor a antiguo, limpieza, tranquilidad, buena situación, excelente trato…

Una antigua casa de labranza en el centro del pueblo,Dsc_0024 con una historia detrás, que Abel, su propietario, nos cuenta con la intensidad que sólo puede transmitirse si uno se siente, de corazón, parte de la casa. Incluso cuando nos habla de las dificultades personales imprevistas que surgieron en el transcurso de las obras de rehabilitación, se le empañan los ojos. Por supuesto, esa entrega a un proyecto, ese trabajo, esas ilusiones depositadas en esta casa se sienten en detalles que podrás encontrarte.

En la planta baja se encuentra el recibidor, salón y cocina. En cuanto Dsc_0013entras las vigas de madera en techo y paredes llaman la atención por si solas, y son aún más sobresalientes sabiendo que son las originales. Su conservación es impresionante, Abel nos cuenta que cuando Dsc_0012compró esta casa, la propiedad había sufrido la llamada “fiebre de la modernidad” de los 60.

Los que tenemos una cierta edad recordamos esas auténticas “machadas” que se hacían para parecerse a las casas de la capital.salón Así que ni cortos ni perezosos los anteriores propietarios cubrieron de cañas y yeso todos los techos y paredes. Imaginaros el desastre y a su vez la sorpresa que Abel se llevó al empezar las obras. Un trabajo minucioso y de paciencia, para poder quitar todos esos materiales y dejar respirar esa madera emparedada hasta entonces.gramófono Un salón para descansar después de un día de caminata o deporte por el entorno en el que te sentirás, seguro, como en casa.

Posiblemente mientras ves las fotografías piensas que ese mueble, esa puerta, ese trozo de madera siempre han estado donde los ves, y eso es una de las cosas que más nos ha sorprendido, el haber sabido conseguir ese efecto, la mayoría de detalles se sienten así por el gusto y saber hacer de Abel.

habitaciónEn la planta superior las habitaciones te abren sus puertas a estancias cómodas, luminosas, limpias y acogedoras.Dsc_0022 Nos encantó el suelo, también original de madera, no apto para sonámbulos ni escapadas nocturnas, con ese sonido tan característico a años y años.  Ventanales hasta el suelo, ropa blanca y de nuevo todas esas vigas presentadas.

Las habitaciones cuentan con su baño correspondientebaño en el que destacamos la cerámica utilizada, de nuevo acertada su elección, rústica, sin más pretensión que intentar no sobresalir del cuadro sin imperfecciones cromáticas ni estilísticas que se vive en toda la casa.

En este punto os diremos que este alojamiento cuenta con hasta 29 plazas, suitecon una suite que dispone de saloncito, una pequeña cocina, dormitorio y baño.

Una de las sorpresas que esconde esta propiedad es su patio. Antiguamente era donde estaban los establos y zona de trabajo, ahora convertido en un espacio que invita a relajarse y desconectar rodeado de oloresPatio a limón, madroño, membrillo y arrullado por el sonido del agua que emana de una fuente y un circuito de acequias, otro de esos detalles personales de su propietario. También en este punto, Abel nos comenta que esa famosa reforma que hicieron en los 60, sepultóDsc_0009 bajo azulejos de dudoso estilo los bancos de granito y vigas, que el tuvo que picar para volver a darles la vida que hoy tienen. Imaginaros el gran trabajo de reforma y DSC_0011acondicionamiento que ha tenido lugar en esta casa de labranza, para tener el aspecto tan acorde que hoy luce.

Un ejemplo del acierto de elección de detalles es este carro, parece que lleva ahí toda la vida, y en realidad es una pieza rescatada por Abel de su pueblo natal, y que en esta época está adornado por esa espectacular hiedra con los característicos tonos del otoño.Dsc_0020

La sensación es que todo encaja, puede llamarte algo la atención, pero se ha creado un ambiente uniforme, creado para que el alojamiento en este lugar te deje un buen recuerdo.

Y la gran sorpresa, como siempre ocurre con las grandes sorpresas, ese colofón final, nos esperaba en las profundidades.image

Si alguien nos hubiera hecho una foto de nuestra cara…sólo se verían dos bocas abiertas. Espectacular e inesperada, una bodega. Esas tinajas tan bien conservadas, ahí como si no pasase el tiempo por ellas con olor a historia y plantas aromáticas, secándose en este ambiente tan idóneo para ello.

imageSe nos pusieron los “pelos de punta”, permitirnos la expresión, cuando Abel nos contaba que le constaba que en el entorno de esta casa había otras propiedades que tenían estas bodegas, estos espacios tan nuestros, tan de nuestro campo, y que en reformas se tiraron imageabajo para aprovechar espacio, rompiendo las tinajas y por supuesto rompiendo nuestra historia. Cuando escucho cosas como estas tengo que decir lo que siento con una expresión de mi tierra, “pero que burriños somos”.

Menos mal que aún hay gente como Abel que han empleado, y sigue invirtiendo su tiempo, dinero y esfuerzo en recuperar historia como la de esta casa de labranza.

Un alojamiento que os recomendamos,luna y que no nos despedimos sin presentaros, por supuesto, a su mascota, Luna, y nuestro agradecimiento a Abel por su tiempo y amabilidad con nosotras.

Muchas gracias.

Dsc_0004

Hotel rural Casa de Labranza

(San Martín de Valdeiglesias)

Reservas en el teléfono: 677759495

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s